En muchas ocasiones, la búsqueda por alcanzar nuestro peso perfecto puede representar todo un desafío, así como una serie de sacrificios. Sin embargo, se han ido desarrollando una amplia lista de dietas que buscan ser lo menos restrictivas posibles, así como también, lo más apetitosas. En esta lista se encuentra la Dieta de la banana. Pero ¡no te alarmes! Esta dieta no consiste solamente en la consumición de esta única fruta. Veamos a continuación de qué se trata.

¿En qué consiste la Dieta de la banana?

banana-beneficios

La dieta de la banana se popularizó inicialmente en Japón y resulta en una forma flexible y poco restrictiva de mejorar las condiciones físicas de las personas. Esta dieta se orienta, principalmente, a comer una o dos bananas, al menos tres veces al día. Esto puede realizarse antes de cada comida y bebiendo, solamente, agua que se encuentre a temperatura ambiente. A su vez, la banana debe ser el consumo primordial durante el desayuno, sin haber ningún tipo de restricciones en lo que respecta al almuerzo y la cena.

Especialistas afirman que el consumo de importantes cantidades de bananas al día, junto con la ingesta de agua a temperatura ambiente, puede provocar significativas pérdidas de peso corporal. Claramente, esta dieta no se basa solamente en el consumo de la banana, puesto que esta no surte ningún efecto por sí sola, sino que la efectividad de la dieta yace en el conjunto de los elementos de la dieta. En lo que respecta al resto de la alimentación, esta dieta, como ya se dijo, no es una dieta restrictiva, pudiendo comer casi todo lo que se desee. Sin embargo, si lo que se desea es obtener mejores y más seguros resultados, es conveniente el consumo mayoritario de alimentos ricos en agua y fibras, tales como los frijoles, las frutas y verduras y las sopas. También pueden comerse carnes magras, huevos, granos y yogures descremados o bajos en calorías.

Beneficios de la banana

La banana es una fruta sumamente rica en fibra dietética, lo cual favorece la disminución en el consumo de calorías, debido a su capacidad de generar una sensación de saciedad mucho más rápido. De esta forma, además, se logra prever el consumo en exceso en las comidas.

Esta fruta, a su vez, favorece la digestión y cuenta, también, con enzimas que ayudan a aumentar la velocidad de acción del metabolismo.

La banana, por sí sola, es sumamente rica en vitaminas y nutrientes. Se compone de Vitaminas A, B, C, E, potasio, calcio, magnesio, fósforo, silicio, azufre, hierro y sodio.

Reglas de la dieta de la banana

Esta dieta establece una serie de pasos a seguir y de reglas, que favorecerán la tan deseada pérdida de peso en quienes las apliquen. Estas reglas són:

  • Ingerir uno o más bananas durante el desayuno. Estas deben estar frescas y naturales, sin cocinar y sin heladera
  • No se exigen restricciones en cuanto a las comidas del almuerzo y la cena. De todas formas, es conveniente la sustitución de los alimentos fritos, así como intentar disminuir lo más posible la cantidad de porciones en ambas comidas. De todos modos, esto no resulta estrictamente necesario
  • Durante las meriendas, se aconseja evitar las galletitas dulces y la cafeína. Sin embargo, antes de las 15 hs. Pueden consumirse distintos tipos de helados dulces
  • El horario de la cena debería llevarse a cabo antes de las 20 hs. Y no deben ingerirse postres de ningún tipo. De todas maneras, el gusto por lo dulce puede saciarse a través de la inclusión de frutos diversos en la misma.
  • Una regla primordial de la dieta de la banana consiste en irse a dormir antes de la media noche. Esto responde a una serie de estudios científicos que relacionan la falta de sueño con la obesidad
  • Una de las restricciones mayoritarias de esta dieta, consiste en la prohibición de la ingesta de alimentos lácteos y bebidas alcohólicas. La única bebida permitida para tomar durante las comidas es el agua y a temperatura ambiente
  • Esta dieta no exige demasiado ejercicio físico para lograr la pérdida de peso; alcanza con caminar a una velocidad medianamente rápida de manera diaria. Sin embargo, una rutina de ejercicios físicos podría favorecer al desarrollo de la dieta y la quema de grasas
  • Es fundamental que las bananas se consuman con el estómago vacío y se esperen al menos 45 minutos antes de comer otro alimento, luego del consumo de una banana. Esto responde a que esta fruta no debe ser consumida en simultáneo con ningún otro alimento

 

La dieta de la banana puede llevarse a cabo de la siguiente manera:

Desayuno:

En primer lugar, deberíamos beber medio vaso de agua a temperatura ambiente. Hecho eso, se deben esperar diez minutos y, pasado ese período de tiempo, consumir una o dos bananas (o las que uno necesite para sentirse saciado). Luego de esto, no debe consumirse ningún otro alimento hasta la siguiente comida.

Almuerzo:

En el almuerzo puede comerse el menú que se desee, sin mayores restricciones. Sin embargo, es preferible que se sustituyan los alimentos con alto contenido graso, fritos o que aporten significativas cantidades de calorías vacías (azúcares, embutidos, carnes grasas y lácteos).

Merienda:

Si bien durante la merienda puede comerse algún tipo de helado (antes de las 15 hs.) es recomendable que en este horario sólo se coman bananas.

Cena:

Durante la cena, se puede elegir cualquier menú deseado, pero teniendo en cuenta las recomendaciones mencionadas para el almuerzo. A su vez, la cena debe efectuarse antes de las 20 hs. Y no deben consumirse postres después. Si así se lo desea, puede ingerirse una banana luego de la cena. Y resulta fundamental irse a dormir antes de la media noche, debido a que un buen sueño favorece la pérdida de peso.

Ventajas y desventajas de la dieta de la banana

Ventajas

La ventaja principal de la dieta de la banana es que no es una dieta restrictiva. Esto provoca que su seguimiento resulte mucho más sencillo para las personas, debido a que no se ven obligados de privarse de los alimentos que les apetecen. No hace falta comer menos, aunque esto puede favorecer la efectividad de la dieta.

Por otra parte, la banana es una fruta rica en fibras, nutrientes y vitaminas varias, lo que genera que no le falten nutrientes a nuestro cuerpo si decidimos aplicar esta dieta.

A su vez, la reducción de la cafeína mejora los niveles de glucosa en la sangre, mientras que la supresión de los postres y productos lácteos disminuye el nivel de calorías que ingresan a nuestro cuerpo, limitando el consumo de grasas y azúcares.

Las bananas tienen la capacidad de mejorar el metabolismo y la digestión, de modo de favorecer la pérdida de peso y ayudar al bienestar general de la salud de la persona que hace la dieta.

Desventajas

Algunas personas que dan comienzo a la dieta de la banana pueden no prestar una buena tolerancia al consumo de hidratos de carbono puros (provenientes de la banana) durante el desayuno.

Esta dieta no presenta un fuerte fomento de la actividad física diaria, lo cual puede dar lugar a un efecto rebote tras finalizada la dieta.

Por otro lado, al no limitar los alimentos ingeridos durante el almuerzo y la cena, existe la posibilidad de que el efecto obtenido sea el contrario al esperado, debido a los hidratos de carbono provenientes de la banana y la capacidad de comer lo que se desee durante estas comidas.

 

La recomendación principal es que visites a tu médico antes de realizar cualquier modificación en tus hábitos alimenticios.